Lunes, 18 Enero 2016 18:12

Vía Verde la Subbética

Escrito por
Valora este artículo
(1 Voto)

 

DSC06687

Os traemos una nueva ruta de las Vías Verdes de Andalucía, en esta ocasión la Vía Verde de la Subbética. Para quien no lo conozca la Vías Verdes son antiguos tramos de ferrocarril en desuso que a partir de 1993 fueron acondicionados para ser recorridos por viajeros un tanto diferentes a los que transitan en tren: cicloturistas, caminantes y personas de movilidad reducida.

La gran ventaja de la Vías Verdes es que garantizan la accesibilidad y la universalidad de usuarios, sin limitaciones de edad o capacidad. En nuestro caso, el día que realizamos nuestra ruta nos acompañaron pequeños de diferentes edades, desde 5 hasta 13 años.

Nuestra ruta discurrirá por las poblaciones de Lucena, Cabra, Doña Mencía, Zuheros  y Luque.

DSC06679

La comenzamos en la población de Lucena, mundialmente conocida por sus fábricas de muebles, junto a la antigua estación de tren. Se dice de Lucena que es crisol de civilizaciones desde tiempos inmemorables, Lucena es denominada “Perla de las tres culturas”, herencia de importante pasado judío, árabe y cristiano. Testigo de su historia es el Castillo del Moral (S. XI) en cuya torre del homenaje estuvo preso el último rey de Granada Boabdil el Chico.

Continuaremos nuestro recorrido entre viñedos  hasta llegar al viaducto del Barranco del Alamedal que nos dará paso a tierras de olivos.

DSC06691

Nuestra primera parada importante que haremos será la estación de Cabra, donde nos espera el Centro de Interpretación del Tren del Aceite. A Cabra se la conoce con el sobrenombre de “Puerta de la Subbética”, destaca sobre todo por sus sierras, manantiales  y parajes próximos a su municipio. Entre ellos, predomina el Macizo de la Sierra de Cabra, considerado como una de las maravillas naturales de la provincia. Posee la categoría de geo parque por parte de la Unesco.

Tras dejar atrás la estación de Cabra pasaremos por otros viaductos y el más espectacular, el Viaducto de la Sierra de 132 mts.

DSC06722

Proseguimos camino disfrutando de nuestro paisaje que nos envuelve y el discurrir de la vía nos lleva hasta la población de Doña Mencía, donde encontraremos un restaurante donde poder tomar algo y antiguo angar de tren. Doña Mencía debe su nombre a Doña Mencía López de Haro, esposa del capitán  de Fernando III, D. Alvar Pérez de Castro. Podemos encontrar yacimientos como los recintos Ibero-romanos de la Oreja de la Muela o San Cristóbal.

De regreso a nuestro vía nos vamos acercando entre olivos a otra villa, la villa de Zuheros con su puente sobre el cañón del río Bailón, cuyo puente aparece en todos los catálogos de puentes con valor monumental. Su estructura es metálica y tiene una atractiva planta en curva. Desde el pueblo que está situado en una cota superior a la vía se puede observar una de las mejores perspectivas de la vía. Pero sin lugar a dudas el lugar más conocido, es la Cueva de los Murciélagos, conocida en toda Europa por sus restos arqueológicos y pinturas rupestres del periodo del Neolítico.

DSC06732

Ya estamos cerca de nuestro destino final, la villa de Luque situada a 600 metros sobre el nivel del mar, en un suave descenso que nos dejará en su estación donde encontraremos otra estación donde tomar algún que otro refrigerio y dar por finalizada nuestra ruta con una buena charla donde compartir nuestra vivencias en la Vía Verde de la Subbética. Una visita obligada será la Cueva de la Encantada con gran cantidad de pinturas rupestres. Otro bello paisaje que debemos visitar será la laguna del Salobral, uno de los humedales continentales más grandes de Andalucía.

DSC06706

Y no queremos despedir este reportaje sin dejaros con un buen sabor de boca, el Salmorejo Cordobés.

Receta:

Ingredientes:

Pan duro de trigo 400 gramos

Tomate maduro 1 kg.

Ajo 3 dientes

Pimiento verde 50 gramos

Aceite de oliva 150 ml.

Jamón picado y huevo cocido

Preparación:

Cortar el pan en trozos y colocar en un bol, añadir los tomates pelados, el ajo y el pimiento. Dejar reposar 2 horas.

Colocar en un vaso triturador y añadir sal, el aceite de oliva virgen extra y opcionalmente un poco de vinagre. Lo trituramos hasta conseguir una crema fluida, rectificamos de sal y conservamos en frio.

Para la guarnición, picar el jamón y huevo cocido sobre la crema. Rematar con un poco de aceite de oliva.

Visto 1362 veces Modificado por última vez en Martes, 19 Enero 2016 18:55
Más en esta categoría: « El que no corre, vuela Ni uno "MÁS" »
Inicia sesión para enviar comentarios